Conducta adictiva: el alcohol

Alcoholismo es la pérdida de libertad frente al alcohol

Pierre Fouquet

La conducta adictiva al consumo del alcohol tiene mucho que ver con que sea una droga legal, puesto que se convierte en aceptable, en el medio para festejar, relajarse o para refugiarse. El ingerirlo moderadamente no es malo para el cuerpo, incluso tiene sus beneficios en ciertas cantidades, sin embargo, como toda dependencia o abuso a una sustancia, puede llegar a ser un peligro tanto para el sujeto como para quienes lo rodean.

Cuando una persona pasa del consumo moderado del alcohol, al abuso o dependencia, presentan tolerancia y abstinencia, es decir, el cuerpo va tolerando más la sustancia, de manera que cada vez necesita cantidades más altas; y la abstinencia que es cuando deja de tomar el alcohol.

Algunos síntomas de las personas que presentan esta conducta adictiva son: a) ingerir grandes cantidades de alcohol en eventos sociales y buscar estos momentos para hacerlo; b) intentar dejarlo pero no poder hacerlo; c) beber en soledad; d) consumirlo en tiempo poco habitual, entre semana, desde temprano; e) con cualquier estado de ánimo acudir al alcohol, ya sea que se siente feliz, triste, enojado, frustrado, etc.; f) necesitar cada vez más esta sustancia para llegar al estado de embriaguez; g) continuar con la adicción, aun sabiendo que le causa problemas de salud, económicos, familiares, en el trabajo, o accidentes que afecta su vida o la de otros.

Las casusas pueden ser muy graves, originando problemas familiares, sociales, económicos, de trabajo, accidentes afectando a otros y/o a sí mismos, respecto a la salud, aumenta el riesgo de muerte porque el alcohol provoca enfermedades en el hígado, cáncer, gastritis, pancreatitis, apoplejía, deficiencias nutricionales, degeneración cerebral, depresión, etc. En el caso de una mujer embarazada puede haber síndrome alcohólico fetal y complicaciones prenatales.

Algunos factores de riesgo para la adicción al alcohol son: la herencia, psicológicos (baja autoestima, ansiedad, depresión, soledad, tristeza, etc; problemas familiares, en la escuela, trabajo); y sociales (amistades o familiares cercanos que acostumbren consumir grandes cantidades de alcohol, problemas para interactuar con otras personas, presión social, entre otras situaciones).

Posesion del-alcoholismo

El tratamiento consiste en dejar completamente el alcohol, esa es la meta, y para que se pueda lograr se necesita mucha ayuda de parte de la familia o personas cercanas, ya que son indispensables para la recuperación del sujeto. Si bien, muchos no se dan cuenta de que tienen una conducta adictiva, se necesita hacerle ver al individuo que tiene un problema, y que se está haciendo daño y causando problemas en su entorno. Además existen programas de recuperación o apoyo, y centros de rehabilitación que ofrecen ayuda en la salud mental y atención médica.

Les agradezco por leer el tema de Adicciones o Conducta Adictiva y visitar la página de Psicólogos del Estado de México.

Para alguna duda, comentario o sugerencia pueden mandarlo al correo electrónico dalila.ruaro@gmail.com o escribirlo en este blog.

Anuncios

Comenta y exprésate, tu opinión es importante:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s