Divorcio Conflictivo: Consecuencias en los hijos

Actualmente la separación de los padres se está volviendo una realidad que afecta a un gran numero de familias.

Durante muchos años, se ha tendido a considerar que el divorcio suponía una situación traumática que tenia consecuencias negativas en la evolución y desarrollo de los niños (Kelly, 2000). Sin embargo, a medida que la producción científica provenía de estudios  se evidenciaron diversos factores concretos influyentes en ese resultado negativo, entre los que resulta especialmente significativo, la influencia de la exposición a conflictos interparentales.

Los efectos que puede suponer a los niños verse inmersos en la experiencia del divorcio altamente conflictivo de sus padres, se han determinado como de impacto devastador, traumático y extremadamente estresante (Ramsey, 2001), asociándose a una mayor presencia de problemas de salud mental.

Algunas de las consecuencias negativas más visibles en los niños son:

  • agresión
  • problemas de conducta
  • bajo rendimiento en la escuela
  • desarrollan miedos (a que el otro padre los abandone)
  • rechazo a las personas
  • ansiedad por abandono
  • depresión

En relación a los temas concretos conflictivos tras el divorcio, las investigaciones realizadas con padres y madres divorciados (Bonach, 2005) indican como principales motivos:

  • Los desacuerdos referidos a las pautas educativas y de crianza
  • enfrentamientos por el uso por parte de un progenitor del niño como mensajero
  • problemas por la forma  en que el progenitor se relaciona con el niño
  • personalidad difícil de la ex pareja
  • que el menor conviva con la nueva pareja de sus progenitores

 

Es importante mencionar que los niños de padres divorciados deben estar en un proceso terapéutico que los apoye a afrontar la situación sin desencadenar en este tipo de respuestas negativas.

 

 

 

Síguenos en: Psicólogos en el estado de México , si necesitas apoyo profesional comunícate conmigo en: adris_gutierrez@Hotmail.com

 

 

 

 

Anuncios

¿Dónde aprendemos a amar?

 

El primer lugar en el que nos desarrollamos es nuestro hogar con la familia, principalmente nos referimos a los padres quienes fungen como guía, maestros y cuidadores,  es el primer entorno social con el que tenemos contacto,

En casa es donde aprendemos a caminar, a hablar y todos los valores que nos inculcan, aprendemos la mayor parte de las cosas que nos definen en la vida: costumbres, valores, creencias, etc.

¿entonces donde aprendemos a amar? ¿y de que forma sucede?. Cuando somos pequeños tenemos una capacidad muy grande de aprender  a través de todos nuestros sentidos: la vista (lo que vemos) el tacto (lo que tocamos y experimentamos), el oído (lo que escuchamos), a esa edad aprendemos a través de los demás.

En casa la primera pareja amorosa con la que tenemos contacto es la que tienen los padres, entonces de ahí aprendemos a amar y lo hacemos conforme lo que vamos viendo; si ellos se gritan, se tratan mal, son distanciados, son fríos o todo lo contrario: cariñosos, atentos, se cuidan, se demuestran su amor, es exactamente lo que vamos guardando en nuestro repertorio emocional para utilizarlo más tarde cuando en un futuro construyamos y busquemos pareja.

Es importante tener presente que a pesar que de niños nos hayan programado de una manera en específico, cuando somos adultos tenemos el poder de cambiar el rumbo de nuestra forma de amar; tal vez hayamos visto violencia, gritos, frialdad, pero solo nosotros somos los que decidimos si amaremos de la misma forma o cambiaremos esos patrones que nos inculcaron.

Te invito a seguir leyendo más artículos sobre pareja y más temas de tu interés, si te gusto compártelo y deja tus comentarios.