ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LAS EMOCIONES DEL NIÑO.

No hay separación de mente y emociones; las emociones, pensamientos y aprendizaje están relacionados.

Eric Jensen.

Cuando somos niños, nuestras emociones son vulnerables, somos una esponjita que absorbe todo lo que encuentra a su paso, por lo tanto, influirá mucho cual es el trato que le brindan, educación y valores.

Esta ocasión me permito hacer una pausa a este tipo de factores, hoy conoceremos como lograr un resultado óptimo durante el desarrollo del niño.

emocionesLas emociones como tal, son indispensables en todas las etapas de nuestra vida, prestar atención en ello hará la diferencia, más cuando tenemos a un niño en casa, o convivimos diariamente con él.

Todo niño va formando su estilo o su modo de reaccionar emocionalmente, esto vendría siendo lo que conocemos como “temperamento” sin embargo este no es del todo determinante en las emociones del ser humano, debido a las múltiples circunstancias en que puede encontrarse. Por lo anterior, la emoción es un estado afectivo reflejada en una respuesta externa (conductual), de forma espontánea y de corta duración.

Las emociones como acabamos de describir, tiene esta característica, son pasajeras, pero si tú transformas la emoción en un pensamiento, nos daremos cuenta de que estamos en crisis, estamos interiorizando nueva información, y esto  nos genera emociones, pero a su vez estas no dejan de guiarnos de forma determinante en nuestros pensamientos, jamás podremos separarlos. Puedes consultar con mayor detalle sobre este tema aquí.

Para enseñar a los niños a controlar sus emociones e incluso a nosotros mismos, es la autorregulación. Este concepto es visto desde diferentes perspectivas, su aplicación es de mucha utilidad.

¿Cómo funciona?

Si inculcamos desde que son niños a nuestros hijos, alumnos, etc., tendrán una mejor calidad de vida ante la encrucijada adversidad en la vida adulta.

Ejemplo 1:

El niño se le perdió una de sus historietas preferidas, se pone triste y por consiguiente a llorar.

Su intervención: Esperar a que el niño termine de manifestar esta emoción y enseguida de ello, explicarle que es normal sentirse así pero la próxima deberá ser más cuidadoso.

-Primero que nada estamos  enseñando al niño que sus emociones fueron a consecuencia de un descuido, que deberá hacer, controlar aquello que le cause esta emoción mediante la disciplina y la responsabilidad.

Si desde un principio conoce cual es la causa de su emoción fácilmente lo identificará y lo evitará.

Pero bien hay cosas que no pueden evitarse, como lo son eventualidades.

Ejemplo 2:

El niño al correr perdió equilibrio y se fracturo un brazo.De inmediato comienza a llorar,se preocupa debido a este accidente, lo inevitable es la fractura.

Su intervención: Exponerle al niño que a veces pueden ocurrir este tipo de incidentes al correr, se tranquiliza. Una vez hecho esto, hacerle comprender que, mientras siga indicaciones pronto se recuperara.

-Aquí le estamos enseñando que debe tener más cautela al correr, que una fractura es inevitable pero que, ante esta eventualidad si sigue indicaciones para su recuperación estamos fomentando la capacidad de controlar esta emoción mediante el autocuidado.

Por otro lado, al contrario de evitar, se pueden buscar emociones en donde encuentren satisfacción e ir adoptando estrategias para que defina como alcanzarlo, es tan válido como cualquier otra emoción que se presenta o desean experimentar , y se tiene que atender. El juego es una de las herramientas que se adapta mejor a los niños, lo cual hace que  desarrolle sus habilidades, hasta adquirir seguridad en si mismo y el control de sus emociones.

Como podrás ver son ejemplos sencillos, pueden llegar a formularse tantos como deseen. Las emociones están ahí, aceptarlas e identificar como controlarlas o aminorar su intensidad ayudara mucho a que este no se deje llevar por sus emociones en un futuro y no lo defina como una situación permanente.

Gracias una vez más por visitar Psicólogos del Estado de México, si deseas contactarme puedes hacerlo mediante el formulario que te aparece aquí:

 

MENSAJE DE UN NIÑO CON DEPRESIÓN.

“Han existido bastantes depresiones infantiles tratadas, aunque acaso no llegaran formalmente a diagnosticarse como tales”

Villamisar y  Polaino

Antes de comenzar, te invito a que practiques este sencillo ejercicio no te llevará más de 2 minutos:

  1. Trae a tu mente un niño que signifique mucho en tu vida.
  2. Pregúntate ¿Qué es lo que no quisieras para él/ella?, respóndete a ti mismo.
  3. Después platica imaginariamente con ese niño/a, cuando hayas terminado, despídete de él/ella diciéndole que todo va estar bien, y por qué no, dale un fuerte abrazo.
  4. Esta dinámica nos ayuda a sensibilizarnos con la situación del niño o que es lo que no nos gustaría para él, pero lo más importante ¿Qué podemos hacer por ellos?.

Muchas veces los niños callan, reprimen sus emociones, pero además sus sentimientos están lastimados profundamente aunque nunca lo lleguen a expresar.

A continuación te presento una de las cosas que el niño con depresión quisiera que tú  supieras.

depresion en niños

Cuando estoy triste, nadie está ahí para apoyarme.

A veces pienso que pueden ocurrir cosas malas.

Soy muy feo/a.

Cuando me regañan una y otra vez por algo que nunca he hecho bien, me decepciono de mí mismo.

Nadie me quiere.

Me siento culpable por todas las cosas malas que pasan.

Prefiero aislarme de mis amigos, para no incomodarlos.

Dejo de comer porque no me he portado bien.

No me gusta como soy.

Como podrán darse cuenta en cada una de estas frases, hay algo de verdad y  también de incoherencia, ¿por qué?, los niños con depresión generalmente tienden a pensar erróneamente cualquier situación “desagradable” por su corta edad, si un adulto no le explica con claridad desde una indicación hasta un simple regaño ellos seguirán percibiéndolo de esta forma, si por el contrario son firmes y claros, es una estupenda forma de prevenirlo.

Si el niño ya se encuentra así, nunca niegues sus sentimientos, ellos a su manera tienen algo que trasmitirte, guíalo para que poco a poco comprenda que todo acontecimiento es parte de un aprendizaje.

Ejemplo: No estuvo bien reprobar una materia, pero no significa que no debamos reconocer tus demás logros, solo hay que esforzarse aún más para que eso no te vuelva a pasar.

Lograremos la concientización de sus actos así como aprender de estos, asimismo evitaremos que se dé por vencido e imaginar que un solo hecho defina su presente.

depresion en la niñez.

No hay tiempo que perder, ese niño te necesita.

Cada oportunidad es un momento para brindar orientación, amor y comprensión, estos tres elementos en dosis adecuada será suficiente para generar seguridad, autoestima y estabilidad en un futuro. No desistas porque mientras este a tú alcance es el momento.

Gracias por visitar Psicólogos del Estado de México, no olviden suscribirse en la parte inferior derecha [seguir], no dudes en compartirlo a aquellos que puedan necesitar de esta información.

Si deseas contactarme puedes hacerlo en el formulario que te aparece aquí abajo, con gusto responderé de regreso a tú correo electrónico: