Anfetaminas

requiem por un sueño¿Recuerdan la película Réquiem por un sueño? La madre de Harry, Sara, la que soñaba con lucir su elegante vestido rojo en televisión, el que había utilizado en la graduación de su hijo; pero como habían pasado los años, ya no le quedaba y para ponérselo otra vez necesitaba bajar de peso.
Comienza a hacer dieta, pero como no ve un cambio decide tomar el consejo de una amiga, quien le recomienda un “doctor” y éste le receta pastillas para adelgazar, las cuales resultan ser anfetaminas, empieza a tener una adición a ellas y a tener alucinaciones.

Las anfetaminas son sustancias sintéticas que estimulan el sistema nervioso central, se presentan en cápsulas o pastillas de colores, producen efectos parecidos a los de la cocaína como son: disminución del apetito, euforia, ansiedad, sensaciones de alerta, tensión o cólera, falta de sueño, aumento de la presión sanguínea, sudoración, dilatación pupilar, náuseas o vómitos, pérdida de peso, confusión, fallo cardiaco.

El consumo continuo produce una dependencia y es difícil dejarlas, al hacerlo aparece el síndrome de abstinencia con síntomas fisiológicos como fatiga, sueños vividos y desagradables, insomnio, aumento de apetito,

El tratamiento consiste primero en aceptar que se tiene una adicción a la sustancia, reconocer que le ocasiona problemas en su cuerpo y en su entorno. Acudir con un médico especialista en Adicciones, además buscar ayuda psicológica que puede recomendar terapia cognitivo – conductual y/o terapia grupal. Muchas veces el apoyo familiar y  de amigos ayuda más rápido a la recuperación.

anfetaminas

 

Gracias por visitar la página de Psicólogos del Estado de México. Si tienes una duda, comentario o sugerencia puedes escribirla en la parte de abajo o mandármela al correo dalila.ruaro@gmail.com

Si te gustó la publicación compártela en tus redes sociales y con tus amigos.

Anuncios

¿Polvo mágico?

Sencillamente me convencí de que por algún misterioso motivo yo era invulnerable y no me engancharía. Pero la adicción no negocia y poco a poco se fue extendiendo dentro de mí como la niebla.

Eric Clapton

¿Y cómo lo llamas tú? ¿Coca, blanca nieves, polvo, línea? La cocaína es una sustancia adictiva que estimula el sistema nervioso central produciendo sensaciones de energía, euforia, ansiedad, enojo, aumento de sociabilidad, sensibilidad interpersonal, hipervigilancia, disminución de la capacidad de juicio, dilatación pupilar, taquicardia, sudoración, escalofríos, náuseas, vómitos,  estos se presentan al poco tiempo después de su consumo.                                               CerebroDelAdicto

El constante consumo de esta droga aumenta la posibilidad de crear una dependencia; por lo tanto, la persona siente la obligación de seguir consumiéndola, pero hablo más de una conducta adictiva, es decir, las sensaciones placenteras que le produce, esta felicidad artificial, creando un deseo mayor a la cocaína.

Como toda conducta adictiva, el sujeto va haciendo a un lado actividades, a la familia, el trabajo, la escuela, los amigos, se va aislando de todo, el consumirla es lo único que le va importar, es cuando empiezan los problemas, de toda clase, económicos, personales y laborales. Si bien, para las personas que tienen las posibilidades monetarias no hay problema, sí lo hay para las que no pueden comprar la cocaína.

“… empecé a robarle dinero a mis padres, sabía dónde guardaban su dinero, con el paso del tiempo todo se volvió bien pinche fácil, ¿sabes? Empeñar las cosas dejaba algo de dinero, mi compu, mis videojuegos; con decirle a mis papás que me habían asaltado y quitado el celular ya la hacía…”  (Roberto 19 años)

Las mentiras suelen ser una característica de las personas que tienen una conducta adictiva,  y no sólo es el cómo obtienen la sustancia, sino el dónde la esconden y cuando es que la consumen. Negando que tienen un problema, el sujeto encuentra la manera de buscar los lugares adecuados para ocultarla, sienten que tienen que estar preparados para cualquier cosa que pueda ocurrir, es decir, que descubran dónde la esconden y tener una reserva siempre resultará satisfactorio.

El consumo de la cocaína a largo plazo ocasiona pérdida de peso, aumento o disminución de la presión arterial, irritabilidad, depresión, falta de sueño, ideas paranoides, alucinaciones, sentirse desorientado, sobredosis, problemas digestivos, insuficiencia respiratoria,  problemas cardíacos, ocasionando la muerte. Cuando se presenta el síndrome de abstinencia, los efectos son depresión, insomnio, fatiga, sueños vividos y desagradables, aumento de apetito, retraso o agitación motores.

El tratamiento puede ser dependiendo la gravedad de la persona, médico, farmacológico o psicológico, o una mezcla de ellas, pero para que pueda tener éxito la recuperación de la persona, ésta debe aceptar que tiene un problema y que necesita ayuda. Un cambio en el estilo de vida, puede resultar favorable para el sujeto, hacer ejercicio, comer alimentos saludables, dormir adecuadamente, actividades recreativas que le ayuden a distraerse y sobre todo el apoyo de sus familias o amigos.

Muchas gracias por visitar la página de Psicólogos del Estado de México, no olviden compartir nuestros artículos.

Si tienes una duda, sugerencia o comentario, respecto al tema de Adicciones puedes escribirla en esta publicación, o mandármela al correo dalila.ruaro@gmail.com