¿Cómo dejar de fumar?

Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta.

Aristóteles

 ¿Cómo dejar de fumar?

El consumo de tabaco es una conducta que se ha ido aceptando socialmente, de manera  que el fumar es tan habitual que podría atreverme a decir que es el nuevo accesorio de muchas personas; en el artículo anterior Adicción al Tabaco, mencioné que para algunos es un pasatiempo o actividad, que puede a pasar del momento de ocio a ser el acompañante frecuente del sujeto.fumarPero vamos, el consumir tabaco no es simple moda, va más allá, a veces se convierte en la “entrada” a un grupo de personas, la compañía de otra actividad o mientras estas esperando algo, la ayuda para relajarse, pudiendo crear una dependencia psicológica y farmacológica al tabaco (nicotina).

¿Cuántas veces no hemos dicho o escuchado voy a dejar de fumar? Sin embargo, no lo hacen, tal vez sea que no produce un efecto como el alcohol o alguna otra droga (LSD, marihuana, heroína, cocaína, etc); porque ver a una persona fumando no tiene el mismo impacto que ver a alguien en estado de ebriedad, la conducta del fumador no se altera  después de consumir 10 cigarros, esta conducta adictiva, que a pesar de serlo, no es mal vista ante los otros sujetos.

La dependencia al tabaco debería de ser importante y preocupante, de tal manera que la persona que lo consuma  tenga el deseo de dejarlo. Sabemos que la nicotina es el componente adictivo, hablando de manera física, pero de manera psicológica, el fumar se ha convertido en más que un pasatiempo, vuelvo a repetir, se vuelve el compañero de la persona, el hacer sentir al sujeto que lo ayuda o lo necesita a ciertas cosas; por ejemplo, el que crea que solo fumando lo tranquiliza, lo ayuda a pensar, a concentrarse, etc. Por eso cuando las personas deciden dejar esta conducta adictiva, les cuesta mucho trabajo.

Hacernos conscientes de que no necesitamos una “sensación artificial” o una “ayuda” para sentirnos mejor o realizar una actividad, ayudará al abandono de esta dependencia; además tener en cuenta que le estamos haciendo daño a nuestro cuerpo.

tabaco_marioneta

Existen diferentes tipos de tratamiento para esta adicción, sin embargo, quiero aclarar que algunas personas son capaces de dejarlo por voluntad propia.

Primero que nada, hay que aceptar  que el fumar es un problema, esta capacidad de decisión es importante, el deseo de dejarlo es el primer paso para el abandono de la dependencia al tabaco.

Además, puede presentarse el síndrome de abstinencia, la persona puede presentar algunos de estos síntomas: insomnio, irritabilidad, ansiedad, dificultar para concentrarse, aumento de aptito o peso, inquietud, cambio de estado de ánimo. Y como toda adicción puede presentarse una recaída.

  • Tratamiento de remplazo de la nicotina: la terapia de sustituir el cigarro por goma de mascar de nicotina, el parche, aerosoles nasales, inhaladores o algún otro medicamento para dejarlo, estos no contienen nicotina pero ayudar a disminuir el hábito de fumar. Además de que ayudara a disminuir los síntomas de abstinencia.
  • Tratamiento psicológico o terapias de grupo: estas intervenciones psicológicas, técnicas conductuales, acudir a grupos de autoayuda, ayudarán a dejar la dependencia al tabaco; pueden complementarse con el tratamiento anterior.

Nuevamente les agradezco por continuar con el tema de Adicción al tabaco, y de leer la página de Psicólogos del Estado de México.

Si tienen una duda, sugerencia o comentario puedes escribirla aquí abajo, o bien, mandarla al correo dalila.ruaro@gmail.com Con gusto leeré y contestaré a su correo electrónico.

 

Anuncios

Adicción al tabaco

Dejar de fumar es fácil, yo lo dejé unas cien veces.

Mark Twain

El tabaco es una droga estimulante del Sistema nervioso central y uno de sus componentes es la nicotina, que es un alcaloide que se encuentra principalmente en la planta del tabaco (Nicotiana tabacum); ésta es la que produce un efecto adictivo.
prevencion-del-tabaquismo-y-alcohol-en-adolescentes

Los efectos a corto plazo de la nicotina son: mareo, náuseas, fatiga, mal aliento, manchas en los dientes, arrugas prematuras, manchas amarillentas en las uñas y la yema de los dedos, un poco de efecto sedante, dificultad para respirar, aumento de tos, disminución del rendimiento deportivo y pérdida de apetito.

A largo plazo el consumo del tabaco puede producir cáncer de pulmón, bronquitis crónica, enfisema pulmonar, hipertensión arterial, gastritis crónica, cáncer de laringe, cáncer bucofaríngeo, cáncer renal o vías urinarias, impotencia sexual en el varón, accidentes cerebrovasculares, ulcera gastrointestinal; en las mujeres puede provocar osteoporosis, menopausia precoz y un mayor riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, accidentes cardiacos y cerebrales.

Fumar durante el embarazo puede provocar aborto espontáneo, que el bebé al nacer tenga bajo peso, retraso en su crecimiento, nacer prematuro, defectos congénitos como el labio o paladar hendido, pie zambo, gastrosquisis, algunos defectos del corazón, criptorquidia.

Además de que el tabaco contiene nicotina y que ésta por sí sola produce una adicción,tabaquismo_int existen otros factores que incitan a consumirlo, y es que sabemos  que fumar se ha convertido en un pasatiempo o actividad de muchas personas. A cuantos adolescentes, jóvenes, adultos no hemos visto fumar mientras están leyendo, tomando café o alcohol, fuman después de comer, de una entrevista de trabajo, mientras hablan por teléfono o simplemente esperando el transporte público o manejando. Por eso además de ser dependientes de la nicotina, lo son porque el fumar se convierte en una distracción o complemento de otra actividad, es por eso que se hace más difícil dejarlo.

Cuando el sujeto que es adicto al tabaco deja de fumar, presenta varios síntomas de abstinencia, los más comunes son: dificultad para dormir, frecuencia cardiaca más lenta, sensación de desánimo o tristeza, aumento de apetito o de peso, mal humor, irritabilidad, dificultad para concentrarse, ansiedad.

Sé que este artículo es de manera general, pero me gustaría aclarar que en el siguiente veremos algunos tratamientos para la adicción del tabaco y otros aspectos que rodean este tema.

Nuevamente les agradezco por leer el tema de Adicciones o Conducta Adictiva y visitar la página de Psicólogos del Estado de México.

Para alguna duda, comentario o sugerencia pueden mandarlo al correo electrónico dalila.ruaro@gmail.com o escribirlo en este blog.