Nunca marcaste mi piel ¿ y acaso lo otro no es violencia?

“La violencia es el último recurso del incompetente”

Isaac Asimov

Cuando se habla de violencia es muy común que se piense inmediatamente en una escena donde un hombre funge el papel del “verdugo” y la mujer la “víctima” el utiliza su poder, fuerza física para maltratarla, golpearla, etc.

Sin embargo aunque en efecto esa es una de las gamas de la violencia no es la única que existe, una de las más dañinas y que menos se percibe es la violencia “psicológica o emocional” donde lo que se agrede no es el cuerpo, no es la piel, son los sentimientos y la autoestima.

Este tipo de violencia es difícil de identificar ya que la sociedad tiene arraigada la idea que maltrato es equivalente a golpes, siendo así, si no hay marcas, golpes o heridas visibles entonces “No existe dicha problemática”.

Otra cuestión que complica identificarla es que es muy sutil, va acompañada o enmascarada de palabras dulces que nublan la verdadera intención, por ejemplo tu novi@ te puede decir “te amo aunque siempre te estás equivocando y eres muy torpe, pero no te preocupes para eso estoy yo”. Este mensaje trae confusión por un lado hay un insulto, se hace menos a la pareja, pero por otro lado no se identifica la violencia ya que pienso que no me está ni humillando ni intentando lastimar si no que tiene razón y que me ama de verdad porque tengo su apoyo.

Retomando la escena con la que comenzamos encontramos otro punto importante,  la sociedad en la que vivimos gracias a lo que nos han enseñado nos parece increíble que un hombre sufra violencia (es inaceptable) porque físicamente tienen más fuerza y su apariencia proyecta fortaleza y no debilidad.

Entonces por vergüenza un hombre nunca hablará de lo que le pasa porque le parecerá humillante.

Si eres hombre o mujer y en tu noviazgo identificas una conducta que da indicios de violencia física o psicológica  “mantente alerta” no te dejes seducir por el amor, valórate y pon un alto a tiempo, esa persona intenta controlarte y este es su último recurso.

Gracias por seguir el Blog Psicólogos en el estado de México, te esperamos con más sobre relaciones de pareja, si te gustó déjanos tus comentarios. De manera personalizada puedes contactarme a: adris_gutierrez@hotmail.com

Anuncios

¿Te anulas como persona, para que tu pareja sea feliz?

“Amar no es anularse, sino crecer de a dos. Un crecimiento donde las individualidades, lejos de opacarse, se destacan”

Walter Riso

m

En todas las relaciones sentimentales hay diferencias que nos hacen únicos como personas, tenemos cualidades que la pareja no tiene y viceversa pero eso no te hace mejor o peor que tu pareja; sin embargo a veces por tener una cualidad que él o ella no tiene te sientes culpable e intentas evitarlo para no hacerla sentir mal, tratas de opacarte para que ella resalte.

Walter Riso en su libro “Manual para no morir de amor” hace referencia a un amor por contraste, que se refiere a que intentamos de todas las maneras posibles equilibrar la situación de pareja cueste lo que cueste con tal de hacer a la pareja feliz.

Hay personas que se hacen más ignorantes, para que el otro se sienta más inteligente; intentan pasar desapercibidos para que el otro destaque, fracasan para que los errores de la pareja se vean más pequeños, e incluso algunos intentan no arreglarse para que el otro luzca mejor.

Es un tipo de sacrificio autodestructivo, que se lleva a cabo con la premisa “es por amor” “para que esto funcione” “para que él se sienta bien” “si yo soy exitosa lo haré sentir mal “en fin con tal de que el amor perdure estás dispuesto o dispuesta a fracasar junto con tu pareja.

No te anules para que los defectos de tu pareja no se noten, no paralices tus sueños porque tu pareja no ha cumplido los suyos; no opaques tus cualidades solo porque la persona con la que estás no las tiene, esa persona debe tener sus propias cualidades, si no las quiere relucir, pulir, si no quiere crecer, ser exitoso es cuestión suya, no te frenes, no te anules, no cometas un suicidio emocional.

Si te sientes culpable por destacar más que tu pareja en algunos aspectos, si intentas opacarte, si lo alientas diciéndole no te preocupes “Yo soy peor o estoy peor que tú” tomate un tiempo y analízate ya que la auto aniquilación psicológica es un problema grave, que desafortunadamente pasa desapercibido, ya que no es tan dramático ni visible ante los demás y quien la ejecuta lo hace de una manera cuidadosa o en ocasiones no eres consciente de tu propia destrucción.

Gracias por seguir el Blog Psicólogos en el estado de México, te esperamos con más sobre relaciones de pareja, si te gustó déjanos tus comentarios. De manera personalizada puedes contactarme a: adris_gutierrez@hotmail.com